lunes, 11 de mayo de 2020

YACHT HOLANDES S.XVII




En el terreno de los navíos pequeños donde hubo más desarrollo al correr de los siglos fue en la categoría de embarcaciones fluviales, las cuales debían tener en cuenta sobre todo la escasa profundidad del agua en algunos de los espacios donde tenían que moverse. Pero algunas de estas embarcaciones llegaron a tal perfección que propiciaron naves derivadas de ellas aptas para salir a mar abierto, como es el caso del yacht holandés, que en el siglo XVII, con un solo palo, se destinaba a barco de recreo o de aviso para navíos de guerra, ya que su tamaño le permitía una gran rapidez.

Buscando en Internet encontre esta preciosa maqueta de un Yacth Holandes del Siglo XVII, por el estado exterior de la caja se apreciaba la cantidad de años que llevaba arrumbada en cualquier rincón, y su estado de deterioro era notable, pero como el precio era muy barato y venían los planos, pues me arriesgue.

 Así estaba la caja por fuera, por dentro algo mejor  , pero bueno algunas cosas si me sirvieron.  La marca era Don Ocio, de Madrid, pienso que seria la antecesora de la marca Ocre actual (Ocre = Ocio creativo)., y se nota que la tecnología ha avanzado en estos años de manera radical, sobre todo en el uso del láser para cortar las maderas, pero bueno esto es lo que hay.

Como prueba de lo que digo este es el tablero donde estaban las cuadernas, se supone que troqueladas, apenas si se aprecia el dibujo de las mismas y la madera esta en un estado lamentable, Total como afortunadamente disponía de planos no los que tenia el kit, sino otros que yo tenia, me puse manos a la obra y corte unas cuadernas nuevas. Si me sirvieron los accesorios de bronce y latón así como los listones de madera.

  Ya veis que pasé de la madera que traía la caja y utiliza contrachapado de 5 mm. Coloco la primara cuaderna y voy colocando refuerzos para asegurarme la perfecta escuadra de las misma. esto es fundamental.


Continuo poniendo cuadernas en la falsa quilla y asegurando la escuadra.


Coloco las cubiertas directamente sobre los baos de las cuadernas clavando los listones sobre ellos, de forma que se vean los clavos despues. En la cubierta veis el espejo de popa , que saque de otros planos.




Aquí veis la popa antes y despues de colocarle el espejo, aun le falta un adorno que encontré entre las mil y una porquería que guardo en una caja de abalorios, desechadas por mi mujer y mi hija, que yo reutilizo.

  Comprobando que el balcon del camarote del capitan, queda bien a la escala que lo hice, pues como modifique la escala al cambiar las cuadernas, pues no me fiaba, utilizar la ojimetria a veces es muy fiable.


Empiezo a forrar el casco, son listones de nogal extremadamente secos, que al final dieron un gran resultado.

Ya terminado el forro del casco, calafateo el mismo con masilla para madera y poder proceder al lijado. Fijarse en el dique fabricado "ex proceso" para este modelo, que me permite tenerlo boca abajo sin que toque el suelo y con todas las partes accesible. Es realmente practico, y solo tiene cuatro maderas y seis tornillos.


Sobre las puntas de las cuadernas, que sobresalen de la cubierta voy colocando las amuras interiores, hasta llegar a la altura del forro exterior, con el fin de tener un buen apoyo para las tapas de regala. De todas maneras habrá que igualar algunas zonas. Quien dijo que no hacen falta tantas pinzas, pues si y aun mas. 
Hay algunas herramientas  que son sumamente útiles, estas alicates de corte me permiten cortar los listones en el angulo que desee, 45º en este caso.

Mientras se van encolando las amuras, empiezo a montar los seis cañones, que lleva el yacth. La verdad es que son precioso. ya vereis lo bien que quedan amotonados en cubierta.



Poco a poco va tomando forma, voy añadiendo muchas cosas de mi cosecha, porque la verdad que la maqueta venia muy, muy pobre de detalles. todos los elementos metálicos de adorno que veis son de mi cosecha, los acetatos de las ventanas, el techo y el suelo de la balconada no estaban en los planos. Enfin todo un reto para el ingenio, que es lo que me gusta.


Detalles del ángel de la guarda en el espejo de popa, y de las entradas al castillo de popa y camarote del capitán.

  

Decido pintar de negro el casco del barco, después de darle un buen lijado pero teniendo en cuenta que no desaparezcan los bordes de los listones de madera que forran al caso, ni las cabezas de los clavos, posteriormente lo barnizo con un barniz satinado. 


Sin embrago la cubierta del barco, el techo del castillo de popa así como las tapas de regala, están teñidas con tinte "roble dorado" y barniz satinado. El contraste entre el roble y el negro, a mi parecer es muy atractivo. 

Comienzo con loos elementos de cubierta y la arboladura.

 

 

Tambucho de entrada a bodegas y camarotes de tripulacion, cabrestante del ancla. El baupres, que curiosamente esta acoplado a la parte superior de la roda y apoyado en el cabillero de proa.

Solo faltan la jarcia y las velas.


Aquí tenéis terminado el barco. Lo he construido en 67 días, todo un récord, coincidiendo con el confinamiento del Coronavirus. 
Las velas están estampadas con la técnica de Pelikan transfer, con plancha caliente sobre tejido.
Ha, los dibujos en las aletas de estribor y babor, me los ha hecho mi querida nuera Nati, que es una artista.






viernes, 24 de enero de 2020

LA NAO VICTORIA




La tradición cuenta que la nao Victoria se construyó en los astilleros de Zarauz (País Vasco), de los que no queda ningún rastro. Su nombre viene de la iglesia de Santa María de la Victoria de Triana (Sevilla), donde Fernando de Magallanes juró servir al rey Carlos I.
Tenía una capacidad de carga de 102 toneladas. Tuvo un coste de 300 000 maravedíes, incluyendo el bote y los aparejos. Al inicio de la expedición contaba con una tripulación de 45 hombres: 9 oficiales, 11 marinos, 3 artilleros, 10 grumetes, 2 pajes y otros 10 hombres más entre criados del capitán y otros viajeros.

Carlos I aprestó desde España cinco naves al mando de Fernando de Magallanes «para el descubrimiento de la especería», concretamente desde el puerto de Sevilla. Además de la Victoria, los otros cuatro barcos fueron la Trinidad (capitana, 110 toneles, 55 marineros), la San Antonio (120 toneles, 60 marineros), la Concepción (90 toneles, 45 marineros) y la Santiago (75 toneles, 32 marineros).

La expedición, que había zarpado de Sevilla el 10 de agosto de 1519, cuyo capitán general era Fernando de Magallanes (en la nao Trinidad). Despues de muchas vicisitudes, consiguen pasar por el Cabo de Hornos, y atraviesan el Pacífico rumbo oeste hasta llegar, el 6 de marzo de 1521, a las islas las Marianas. Allí se reaprovisionaron y prosiguieron su viaje hacia el oeste, avistando el archipiélago que llamaron «de San Lázaro» (las Filipinas) el 16 de marzo.
En las Filipinas Magallanes muere luchando en la isla de Mactán. Duarte Barbosa es elegido como capitán general, pero es traicionado por los cebuanos, y asesinado por sorpresa junto a otros miembros de la expedición en un banquete ofrecido por el gobernante de Cebú.
La Concepción fue incendiada en Bohol por sus tripulantes, ya que no tenían suficientes hombres para manejar tres naves, así que la tripulación de la Concepción se repartió entre las naos Trinidad y VictoriaJuan Sebastián Elcano, que había zarpado como maestre de la nao Concepción, fue elegido capitán de la nao Victoria, continuando el viaje hasta llegar a las islas Molucas.
El 6 de septiembre de 1522, la Victoria recaló en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), con solo dieciocho supervivientes a bordo, terminando el viaje en Sevilla.

Este proyecto no podía faltar, dado la importancia que se le esta dando al quinto centenario de la primera vuelta al mundo. Os presente este proyecto en el que me esmerado para conseguir lo mas parecido posible con los que fue su original. Pasamos a explicar paso a paso como construí la NAO VICTORIA.



  En primer lugar tuve que conseguir unos planos, al menos para la superestructura de cuadernas, quilla y cubiertas. Para lo cual utilice unos planos de la Nao Santa María, para el resto del barco me fui guiando por fotografías de las reproducciones que se han hecho de la Nao Victoria y que circulan por Internet. He de decir que hay varias versiones, yo he ido escogiendo los que me pareció mas acorde con la original, ya que como sabéis los planos originales se perdieron.

Amplié los planos hasta conseguir una escala de aprox. 1:50 , hice una copia de ellos y los pegué con pegamento en barra a dos paneles de contrachapado de 5 mm de grosor.


Primero encolo las partes de la falsa quilla y sus refuerzos.


Coloco la primera cuaderna y me aseguro de su ajuste los mas perfecto posible con la quilla y que esté a escuadra con ella.


Voy avanzando con las cuadernas hasta colocarlas todas, según mi costumbre entre cuaderna y cuaderna voy encolando unos refuerzos en la quilla que sirven para asegurar la escuadra de cada una de la cuadernas.


Una vez colocadas todas las cuadernas, así como los espejos de popa y todos los refuerzos que lleva, le doy una capa de barniz protector y pinto todo de negro, ya que hay varias partes de esta estructura que se verán posteriormente.


Coloco la primera cubierta. Observar como hay partes de la estructurara que sobrepasan de la cubierta, o que se verán a través de la puertas.


Para forrar las cubiertas utilizo listones de sapeli que corto de 6 en 6 cm. y que posteriormente pinto con los cantos con lápiz de carboncillo, para imitar el calafateo.


Así va quedando la cubierta, se ven las juntas entre listón y listón .


Coloco la segunda cubierta, la parte de proa donde ira el castillete la pinto de negro, ya que sobre ella va una estructura que soporta la verdadera cubierta, ahora vereis. 

La proa ya tiene la cubierta terminada, y en la popa se ven lo que sera el castillete y las tres cubiertas de la Nao.

Comienzo a forrar el casco, clavando y encolando las tracas a las cuadernas. Hay que esmerarse porque el casco va a un solo forro. Utilizo madera de ramin de 1,5 mm de espesor y 5 mm de ancho.











                                

Para las terminaciones hay que echar mano  de la Dremel, aunque a veces hay que tirar de cuchilla y buen pulso.


El casco va tomando forma poco a poco. Observad la parte de la estructura que va quedando a la vista.

En esta fotografía se ve como es la técnica que utilizo para clavar los clavos. Para algunos supongo que es una tontería, pero habrá algunos que estén empezando y esto les sirva de ayuda.

Primero realizo un taladro de 0,75 mm o 0, 80 mm, un poco mas corto que el largo del clavo, después coloco el clavo en el agujero, le aplico un poco de cola rápida y lo termino de clavar con un martillo de modelista. De esta forma me aseguro de que el clavo esta en el sitio justo y que no corro el riesgo de que la madera se me abra al introducir el clavo por las bravas.



El forro del casco esta terminado, ahora hay que lijar y el acabado final.


Confecciono el timón, lo saco de una sola pieza, partiendo de un trozo de listón de pino flandes de 3 x 15 mm y le doy forma con una lima triangular, y después le coloco las bisagras.  Fijarse que voy pintando las piezas conforme las termino y antes de colocarlas en el barco, es la forma de no manchar nada con la pintura.


Timón colocado y empiezo con las barandillas de proa y popa , de paso voy pintando el casco poco a poco. No he querido lijar mucho el casco , para que se note la textura de la madera debajo de la pintura y las juntas entre traca y traca.

  

El trabajo de las barandillas no es nada fácil, es muy laborioso y delicado, pero hay que esmerarse porque es una de las características esenciales de la Naos. A la derecha la proa terminada.

 

Marcando la posición de los pilarotes para la barandilla de popa. Voy confeccionado los diversos elementos de cubierta, como este precioso cabrestante.


Para los palos y las cofas del mayor y del trinquete, no había planos alguno, así que tuve que hacerlos. Un modelista que se precie tiene que saber de casi todo, aquí radica el encanto de esta afición

. Una vez terminado el casco del barco comienzo con la jarcia y la arboladura. Aquí veis la mesa de obenques del palo mayor, así como sus bigotas y flechastes.



Detalle de la barandilla de popa.





Palo mayor, con sus cabilleros y detalle de la cubierta ya barnizada.


Detalle del cabrestante ya colocado y de una de las escalera de cubierta.


La Nao Victoria ya terminada, con su placa y su peana. Espero que os haya gustado. Y ahora un regalito para mis seguidores:







___________________________________________________________________

Por fin puedo dar una fecha segura para la próxima exposición en El Centro Cultural San José , en Puerto Real  (Cádiz),la inauguración  sera el próximo 14 de febrero y durara hasta el dia 1 de marzo. Estáis todos invitados.

YACHT HOLANDES S.XVII

En el terreno de los navíos pequeños donde hubo más desarrollo al correr de los siglos fue en la categoría de embarcaciones fluviales, la...